¿Qué es el Day Trading?

¿Qué significa el Day Trading?

El day trading es la práctica de, rápidamente y con alta frecuencia, comprar y vender acciones durante una misma jornada bursátil con la intención de que el trader puede captar substanciales beneficios a través de los cambios a corto plazo en el precio de la acción. Los traders que participan en el day trading son llamados traders activos o day traders. Los traders que operan en esta modalidad con la motivación de ganancias asumen su rol de participante en los mercados de capitales como especuladores.

Algunos de los instrumentos financieros más comúnmente negociados intradía son las acciones, opciones, divisas, y un conjunto de contratos de futuros, tales como futuros de los índices, futuros de los tipos de interés y futuros de materias primas.

El day trading fue anteriormente una actividad que era exclusiva a las instituciones financieras y de los especuladores profesionales. Muchos day traders son empleados de bancos o de sociedades de inversión que trabajan como especialistas en inversiones de activos y de fondos de inversión. Sin embargo, con la llegada del trading electrónico y del trading con apalancamiento, el day trading ha llegado a ser cada vez más popular entre los traders particulares.

El day trading tiene la ventaja de procurar menos exposición al riesgo, ya que el trader no necesita estar monitoreando su posición durante la noche, por lo tanto sus operaciones no están sujetas a posibles movimientos bruscos que puedan acontecer durante la noche, cuando el trader no está presente para ver lo que está sucediendo. Para el day trader es más fácil dormir por la noche sabiendo que no habrá sorpresas desagradables a la mañana siguiente.

Por el contrario, el day trading tiene la desventaja de que presenta un cierto nivel de dificultad debido a que es fácil entrar y salir de posiciones, por lo que el day trader puede llegar a incurrir en hacer operaciones de forma impulsiva por sentir que tiene que satisfacer la necesidad de estar haciendo algo como parte de su trabajo.

Estrategias de Day Trading

Es una estrategia utilizada en todos los periodos de tiempo, asume que el instrumento financiero que ha ido siguiendo una dirección, seguirá con la misma tendencia.

Consiste en la elección del momento oportuno y sincronización con el mercado usada en todos los periodos de tiempo. Asume que los instrumentos financieros que se han estado apreciando constantemente se revertirán y comenzarán a caer y, contrariamente, los que han estado cayendo comenzarán a apreciarse.

Estrategia donde las pequeñas diferencias en el precio entre lo que se oferta y se demanda son utilizados por el especulador para su beneficio. Implica normalmente el entrar y el salir de una posición rápidamente, generalmente dentro de minutos o incluso de segundos.

Utiliza rebajas de las Redes Electrónicas de Comunicación como fuente primaria del beneficio. Los traders intentan hacer el dinero de estas rebajas y maximizarán generalmente sus ingresos negociando con acciones de alto volumen y bajo precio.

Es una estrategia de trading en el cual se observa como la acción que ha estado subiendo desde un precio específico de soporte o que ha estado bajando desde un precio específico de resistencia. Es decir, cada vez que la acción toca el precio de arriba, baja de nuevo a un punto bajo, y viceversa. Es entonces que se dice que tal acción "opera dentro de un rango".

Es el campo de dominio del day trader. La estrategia básica es comprar acciones justo al anuncio de una buena noticias y vender o vender en corto con las malas noticias. Estos eventos traen consigo una gran volatilidad y por lo tanto la oportunidad de ganancias o pérdidas rápidas.

Una combinación de ímpetu del precio, patrones en los gráficos, volumen y otros datos del mercado. Se hace énfasis especial en el análisis técnico pero no en sus indicadores convenciones. Requiere preparación y entendimiento de los mercados.

Como parte del análisis técnico, se utilizan los gráficos de velas japonesas para determinar patrones de formaciones que puedan ayudar a determinar la dirección del precio. Una vez que un patrón se reconozca, los traders utilizan la información para tomar una posición. Algunos traders consideran este método como parte del trading de Price action.

Se estima que un tercio del trading llevado a cabo durante el 2005 en los Estados Unidos fue generado por algoritmos automáticos o trading de alta frecuencia. El uso creciente de algoritmos y de técnicas cuantitativas de trading ha generado más competencia y ha reducido las ganancias.

El day trading involucra muchos estilos diferentes de trading, cada uno con sus particularidades y riesgos específicos.

Algunos day traders se centran en operar muy a corto plazo a lo largo del día, sus operaciones pueden durar apenas algunos minutos y ser muchas operaciones; pueden llegar a recibir descuentos en las comisiones de parte de su broker por el alto volumen que operan.

Algunos day traders se centran solamente en el impulso del precio, otros en patrones técnicos. Algunos traders eligen centrarse en un número limitado de estrategias con las que sienten pueden ser productivos.

Algunos day traders utilizan una técnica del day trading conocida como scalping, que tiene al day trader, generalmente con una posición por algunos minutos o incluso segundos.

La mayoría de los day traders salen de sus posiciones antes de que el mercado cierre para evitar los inmanejables riesgos de las discrepancias que puedan existir entre el precio de cierre de un día y el precio de apertura del día siguiente.

Para el day trading se necesita un sofware del denominado "de acceso directo a los mercados".

Para el day trading se necesita un software de computadora que facilite el day trading de acciones y otros instrumentos financieros. Existen tres categorías principales de software para el day trading, el software de datos, el de gráficos y el de ejecuciones de las operaciones.

El software puede también traer las tres categorías incluidas en una sola plataforma de trading electrónico, que es un software que se utiliza para colocar las órdenes de compra y venta de instrumentos financieros a través de la red y con la ayuda de un intermediario financiero. Algunas plataformas incorporan más funcionalidades como son noticias y gestión de riesgo y la tendencia es a la automatización de las operaciones.